Salud Visual

16 abril, 2021

Terapia visual

La terapia visual, también llamada entrenamiento visual, es un tratamiento optométrico individualizado cuyo objetivo es potenciar o corregir problemas del sistema visual. Se trata de enseñar al paciente a utilizar su sistema visual  correctamente, para que sea capaz de percibir, procesar, comprender e integrar mejor toda la información visual.

 

niño terapia visual 2

 

¿Cómo se realiza la terapia visual?

Los programas de terapia visual constan de una serie de ejercicios que el optometrista personaliza en función de las necesidades específicas de cada paciente y que están orientados a desarrollar al máximo las habilidades visuales e integrarlas con el resto de los sentidos. Estos ejercicios van variando de dificultad según la evolución del paciente. Se consigue así crear nuevas conexiones neuronales y lograr la automaticidad del sistema visual. De esta manera, el paciente será capaz de transferir las habilidades aprendidas a las tareas de su vida diaria al finalizar el programa.

Las habilidades visuales que se pueden trabajar en terapia visual son:

  • Oculomotricidad
  • Acomodación
  • Binocularidad
  • Percepción
  • Integración visuo-motora
  • Lateralidad
  • Direccionalidad

Normalmente, se realiza una sesión de terapia a la semana en consulta con el optometrista. Esta sesión puede tener una duración de entre 40 y 60 minutos, dependiendo del caso. Además, se pautan una serie de ejercicios para trabajar en casa diariamente, durante unos 15-20 minutos aproximadamente. Esta parte es fundamental, ya que las claves para alcanzar el objetivo deseado, a parte de la personalización del plan, son el esfuerzo, la constancia y la dedicación del tiempo necesario.

La duración del programa de terapia visual depende del problema a tratar, de la edad del paciente y de los objetivos que se quieren conseguir y puede ir desde los 3 meses, en los casos más sencillos, hasta los 2 años en casos más complejos. Durante el proceso, se realizan evaluaciones periódicas para valorar la evolución del paciente.

 

niña con estrabismo 2

 

¿Qué alteraciones se pueden corregir con terapia visual?

Las alteraciones visuales que se pueden tratar con este tipo de terapia son aquellas relacionadas con el enfoque, la coordinación de los ejes visuales, los estrabismos, la ambliopía u ojo vago o ciertos problemas de aprendizaje relacionados con la visión:

  • Trastornos de acomodación (enfoque), relacionados con los cambios de visión cerca- lejos.
  • Trastornos en el movimiento de los ojos, que pueden afectar a actividades como la lectura.
  • Ambliopía u ojo vago: dependiendo de la causa de la ambliopía, se puede valorar la terapia visual como tratamiento junto a la prescripción de gafas o lentes de contacto y la oclusión con parches.
  • Estrabismo: la terapia visual ha demostrado ser efectiva como tratamiento para conseguir el alineamiento ocular en algunos tipos de estrabismo.
  • Problemas de forias: se trata de desviaciones de los ejes visuales que no son evidentes pero pueden provocar síntomas visuales.
  • Otros problemas de visión, como pueden ser los trastornos de la percepción visual, los problemas de visión asociados con discapacidades de desarrollo y los problemas asociados con ciertas lesiones cerebrales adquiridas.

 

caja de lentes de prueba 2

 

¿Qué no se puede tratar con terapia visual?

Es importante tener claro que la terapia visual no es un tratamiento para dejar de utilizar las gafas. No hay que confundirla con los programas de ejercicios que aseguran revertir la miopía, la vista cansada u otros errores de refracción, ya que estos últimos no cuentan con ninguna investigación científica que los avale. Además, ese tipo de ejercicios no están supervisados por ningún profesional de la visión.

Ante cualquier duda, lo ideal es acudir a un óptico-optometrista especializado en terapia visual para la realización de un examen visual exhaustivo que estudie la binocularidad y la acomodación. Este tipo de exámenes, no son iguales que los exámenes de vista rutinarios, sino que suelen ser más largos ya que deben evaluar todas las capacidades visuales. De este modo, el optometrista podrá identificar si existe algún problema de visión y asesorar sobre la mejor opción de tratamiento.

Si quieres más información al respecto, ponte en contacto con nosotros, en L’Atelier Óptica estaremos encantados de resolver tus dudas.

¿Quieres recibir nuestros consejos sobre salud visual e historias inspiradoras?

Últimos POSTS