Salud Visual

27 mayo, 2021

Miopía

La miopía es uno de los defectos visuales más frecuentes y hace que no podamos ver con nitidez los objetos lejanos, mientras que la visión de cerca sigue siendo clara. En L’Atelier Óptica recibimos muchas consultas sobre este tema, así que hemos decidido contestar por aquí a alguna de las dudas más frecuentes.

 

¿Cuáles son las causas de la miopía?

La miopía tiene un componente genético, es decir, cuando alguno de los padres es miope, es más fácil que los hijos también lo sean. En estos casos, es especialmente importante prestar atención a los primeros signos de miopía y llevar a los niños a revisiones visuales con regularidad.

No obstante, existen otras causas para desarrollar miopía, como pasar muchas horas mirando a pantallas, leer con poca iluminación y, una de las más importantes, la falta de exposición a la luz solar.

 

miopia ventana hambur eyewear

 

¿Existen diferentes tipos de miopía?

Existen numerosas clasificaciones de la miopía en función de distintos factores. La más importante es la que tiene en cuenta la cantidad de miopía. Según la misma podemos diferenciar entre:

  • Miopía simple: aquella inferior a 6 dioptrías.
  • Miopía magna o patológica: cuando supera las 6 dioptrías.

La importancia de esta clasificación radica en que las miopías magnas están asociadas a una mayor incidencia de ciertas patologías, como los desprendimientos de retina o el glaucoma, entre otras alteraciones. De ahí que también se conozca como patológica. Por lo tanto, estos pacientes tendrán que acudir a revisiones con más frecuencia para poder realizar una prevención, así como una detección precoz de dichas alteraciones, que es fundamental en el pronóstico de las mismas.

 

¿Se puede prevenir la miopía?

Es difícil evitar desarrollar miopía, sobre todo cuando interviene la herencia genética. Sin embargo, sí que podemos ayudar interviniendo en el resto de factores:

  • fomentando el juego de los niños al aire libre
  • limitando el uso de dispositivos digitales, como ordenadores, tablets y teléfonos móviles
  • evitando el trabajo prolongado distancia cercana, incluyendo pequeñas pausas para mirar a lo lejos cada 20 minutos
  • manteniendo una distancia de lectura adecuada: un truco para medirlo es ponerse el puño en la cara y comprobar que el libro no esté más cerca que la distancia hasta nuestro codo
  • utilizando buena iluminación tanto ambiental como en el punto de trabajo y si es luz natural, ¡mucho mejor!

Además, una vez que aparece la miopía, existen tratamientos que, aunque no la eliminen ni disminuyan, pueden frenar su evolución, de los cuales hablaremos más adelante.

 

miopia ventana hambur eyewear

 

¿Cómo sé si mi hijo tiene miopía?

La mejor manera de saberlo, es llevarle a que le realicen un examen visual completo. Esto es especialmente importante en edad escolar, ya que podemos detectar diferentes alteraciones oculares que podrían afectar al aprendizaje y al rendimiento escolar.

También es importante estar atentos a ciertos signos, como que se acerquen mucho al texto para leer, que guiñen los ojos o frunzan el ceño cuando miran de lejos, o síntomas como dolores de cabeza o fatiga visual. En caso de aparecer cualquiera de ellos, es recomendable acudir a un especialista.

 

¿Cómo se trata la miopía?

La miopía no se puede eliminar ni hacer que disminuya. Por consiguiente, su tratamiento tendrá como objetivo compensarla y/o frenar su evolución.

Compensar la miopía consiste en hacer que el paciente vea bien. Esto lo podemos conseguir mediante el uso de gafas y/o lentes de contacto o mediante técnicas quirúrgicas. Es importante tener en cuenta que, gracias a la cirugía refractiva, podemos conseguir ver bien sin la necesidad de gafas o lentillas, pero nuestros ojos seguirán siendo miopes. Por lo tanto, los pacientes operados de miopía deben seguir acudiendo a sus revisiones oculares con la misma frecuencia que antes de la cirugía.

 

la miopia luz natural LGR eyewear

 

También existen tratamientos para el control de la miopía que buscan frenar su evolución, de manera que no se llegue a graduaciones tan altas, evitando así las posibles complicaciones asociadas a la miopía magna. Actualmente, se están desarrollando muchas técnicas con este fin, pero los métodos que han demostrado científicamente su eficacia en el control de la miopía son:

  • La instilación de atropina: al tratarse de un fármaco, puede tener ciertos efectos segundarios, por lo que su uso debe estar pautado y controlado por un oftalmólogo.
  • La ortoqueratología u orto-k: consiste en el uso de lentes de contacto rígidas durante las horas de sueño para aplanar la córnea. De este modo, se consigue ver bien durante el día sin necesidad de llevar gafas ni lentillas. Además, ha demostrado ser un tratamiento eficaz en el control de la miopía.
  • El uso de lentes de contacto blandas específicas: actualmente, existen diseños de lentes de contacto blandas que han demostrado ser tan eficaces como las de orto-k en el control de la miopía. Por lo general, esta es la opción que más recomendamos, ya que, si elegimos lentes de un solo uso, eliminamos la mayoría de las complicaciones posibles que pueden estar asociados a las otras técnicas.

No obstante, es fundamental analizar cada caso particular para ofrecer la mejor solución a cada paciente. Por eso, te recomendamos que te dejes aconsejar tu Óptico-Optometrista. En L’Atelier Óptica estaremos encantados de asesorarte y resolver todas tus dudas.

¿Quieres recibir nuestros consejos sobre salud visual e historias inspiradoras?

Últimos POSTS